Son medicamentos psicoactivos. Los problemas que produce el uso continuado o descontrolado de benzos son tolerancia y trastorno por consumo de sustancias, es decir, son muy adictivas. En la actualidad, las mujeres reciben el doble de prescripciones que los hombres. Porque te las recetó el médico, pero te las tomas sin control, cuando quieres o si estás sustituyendo tu consumo de alcohol con ellas, dejar de tomar benzodiacepinas no es nada fácil y además es peligroso hacerlo mal. Pero se puede.

Cómo dejar de tomar benzodiacepinas

El consumo de estos fármacos de forma continuada y sin control tiene consecuencias muy graves para la salud. La adicción es una de ellas. Las personas que abusan de ellas, acaban con depresión, sin ganas de levantarse, queriendo estar todo el día en cama. La sensación de infelicidad, de querer morir, de estar irritado si no se consume es lo que describen quienes no pueden dejar de tomarlas.

En muchas ocasiones no saben que son la causa sino que creen que son la consecuencia de lo que les pasa, que las toman para superar esa depresión o ansiedad o insomnio que tienen. Pero no es así. Esas son las consecuencias de tomar benzos durante un tiempo prolongado.

Un día decides dejarlas. ¿Has dejado de tomarlas y te han vuelto los mismos síntomas por los que te las recetó el médico? Es el síndrome de recurrencia. Esos síntomas, ¿te vienen con más fuerza de la que tenían cuando fuiste al médico y te las mandó tomar? Es el síndrome de rebote, que sucede cuando aparecen los mismo síntomas del trastorno original, pero con mayor intensidad. Por ejemplo, el insomnio.

Al final uno se siente peor. ¿Te sientes inquieto, ansioso, no consigues dormir? Son los síntomas del síndrome de abstinencia, ansiedad, insomnio, palpitaciones, cefaleas, fotofobia, pérdida de apetito, sudoración y síntomas gastrointestinales. Estos síntomas son los opuestos a los efectos terapéuticos de estos fármacos. Es común confundir el síndrome de abstinencia con ansiedad.

La adicción hace que quieras seguir consumiéndolas y que al final, te conviertas en un mentiroso y manipulador. Y es que te convierten en un drogadicto. Mentirás al médico y engañarás para que te las receten como sea. Incluso visitas varios centros médicos para intentar conseguirlas. También es posible que ya hayas recurrido al mercado negro, ya que hay y un buen número de poliadictos que consumen también benzodiacepinas. Las consumen para potenciar el efecto de otras drogas y también para aliviar los síntoma de abstinencia de otras sustancias que consumen.

cta benzoTratamiento para dejar las drogas

Debes saber que interrumpir el consumo de benzodiacepinas de forma brusca provoca reacciones graves. Por tanto, hay que retirarlas de manera lenta y gradual. Si no se retiran bien, se puede sufrir un síndrome de privación. Esto sólo se puede hacer bajo supervisión médica. Debe establecerse un programa de reducción progresivo. Y adecuar el protocolo si se trata de ancianos o de personas con otra enfermedad adicional.

Para dejar de consumirlas, debes saber que no existe ningún medicamento que sustituya a las benzodiacepinas. Es posible sólo sustituirlas con otras benzos o con barbitúricos, pero son de propiedades similares y tendrían que ser evitadas.

  • Primero, se debe evaluar la existencia y grado de dependencia en función del tiempo de consumo, de la dosis, la potencia de las mismas y de su vida media. Entonces se decidirá la estrategia de retirada.

 

  • Segundo, el proceso de recuperación es lento porque durante el mismo se puede complicar y que el paciente pueda sufrir la aparición de los síndromes de recurrencia, rebote y abstinencia. Esto hace que el paciente, si es adicto, quiera seguir consumiéndolas. Es importante motivar al paciente para su retirada.

 

  • Tercero, en caso de dependencia física o de adicción, la desintoxicación sólo no es un tratamiento adecuado. Tan sólo es el primer paso para la recuperación. Después habría que continuar un tratamiento de la deshabituación y rehabilitación con la psicoterapia individual o la terapia de grupo. Está demostrado que es el tipo de tratamiento que mejor funciona.

 

  • Cuarto. Tras la desintoxicación, los pacientes deben aprender métodos alternativos para poder hacer frente a los estados de ansiedad. Hay técnicas de relajación muy útiles para esto. Todo ello en conjunto puede facilitar el abandono del consumo de benzodiacepinas.

 

La lista de benzodiacepinas es larga. Si tomas, por ejemplo, alprazolam, bromazepan,, clorazepato, diazepan, lorprazolam o lo que es su nombre comercial, Trankimazín, Lexatin, Tranxilium, Valium y Sonmnovit, infórmate en un especialista. El problema aparece cuando se empiezan a consumir sin control, a aumentar la dosis recetada, o a tomarlas mezcladas con alcohol. Son medicamentos que no curan sino que alivian los síntomas de la enfermedad para la que se prescribieron. Hay que tratarse de las enfermedades y no sólo medicarse.

Comentarios
    Recupera tu vida

    Categorías

    Únete a nuestra comunidad

    Visita nuestro canal

    YOU Tube
    sindrome-guia-dejar-alcohol-pareja