La búsqueda de placer, la relajación profunda o "pasar un buen rato" son algunos de los objetivos por los que las personas consumen marihuana. Pero también se recurre al uso de la droga como una forma de escapar de un problema personal, familiar o laborar que nos perturba o que interfiere con nuestras actividades cotidianas.

La marihuana produce el placer buscado pero también efectos secundarios no deseados. Así, el uso de marihuana se ha asociado al desarrollo de psicosis y es la segunda droga que más accidentes mortales produce en la carretera, después del alcohol.

A nivel cerebral, la marihuana interactúa con la el sistema dopaminérgico cerebral, implicado en el sistema de la recompensa y encargado de hacernos sentir las sensaciones de placer.

La mayoría de las personas que consumen marihuana no llegan a convertirse en adictas, no obstante, tanto en dependientes como el consumidores no dependientes, esta droga puede dañar el circuito del placer cerebral cuando se consumo durante mucho tiempo.

Un reciente estudio ha demostrado como las personas que abusan o son adictas a la marihuana tienen dañado el sistema de la dopamina en el cerebro, lo que afecta a su capacidad de sentir placer.

Las personas con dependencia a la marihuana no reaccionan de la misma manera que las personas sin esta dependencia ante determinados estímulos placenteros. En el estudio, se descubrió como ambos grupos producían la misma cantidad de dopamina en el cerebro, pero esta sustancia generaba placer en el grupo sin dependencia pero no en el grupo adicto.

Resulta contradictorio que el placer, es decir, el efecto buscado por la mayoría de consumidores, desaparezca tras el consumo prolongado de esta droga. Lo más preocupante es que no solo desaparece el placer que se experimenta al fumar sino que también disminuye la satisfacción que se experimenta ante  relaciones sexuales, comida, música o al ver una película.

La consideración que tiene la marihuana en la sociedad no es mala y muchos apuestan por su consumo al considerarla una sustancia "natural". No obstante, cada vez aparecen más investigaciones que demuestran como esta sustancia es una de las drogas más peligrosas y con más efectos secundarios que existen.

Comentarios
    Recupera tu vida

    Categorías

    Únete a nuestra comunidad

    Visita nuestro canal

    YOU Tube