Hoy vamos a tratar el tema cómo saber si una persona es alcohólica. El alcoholismo es un problema de salud pública que cada año afecta a miles de personas, pero también a sus familias y a su entorno más cercano.  Es probable que alguien de nuestro entorno este sufriendo problemas relacionados con el alcohol y no nos demos cuenta. Hoy vamos a dar una serie de claves que nos permitirán a saber si alguien es alcohólico y cómo ayudarla.

Definición de persona alcohólica

A veces, tenemos la concepción errónea de que la persona alcohólica es aquella que bebe diariamente y presenta problemas de salud, económicos o laborales derivados del consumo; sin embargo, el alcoholismo es un concepto más amplio que engloba también a todas aquellas personas que desconocen que son adictas. Algunos alcohólicos beben cada día, otros solo una vez por semana y unos pocos mantienen periodos largos de sobriedad intercalados con grandes borracheras que duran varios días.

 

Cómo saber si una persona es alcohólica

 Existen ciertas claves que pueden ayudarnos a responder a la pregunta de cómo saber si una persona es alcohólica. A continuación te brindamos diferentes formas de conocer cuándo una persona se considera alcohólica:

1 - Necesidad de Comprar Alcohol

Por ejemplo, la necesidad de comprar alcohol de forma compulsiva, para no quedarse sin provisiones por la noche o el fin de semana, es una muestra de ello. Además, la persona con problemas de alcoholismo suele cambiar de establecimiento para no llamar la atención de los dependientes o esconder alcohol en distintos lugares de la casa para no ser controlado ni observado por su entorno.

2 - Rituales relacionados con la bebida

Otra de las señales que pueden indicar la existencia de un problema con el alcohol es la presencia de rituales relacionados con la bebida, que alteran el humor de la persona si no se llevan a cabo. Por ejemplo, la persona que toma un par de copas cada noche antes de cenar puede volverse irritable si un día se le propone un plan distinto.

3 - Tolerancia

La tolerancia es otra de las señales que pueden alertarnos de la existencia de un problema relacionado con el alcohol. Por ejemplo, si un paquete de cervezas antes duraba una semana y ahora se acaba en dos o tres días, debemos alertarnos ya que puede ser signos de una persona alcohólica.

4 - Distintos problemas 

Los problemas en el trabajo, retrasos, ausencias injustificadas, incumplimiento de tareas... también son síntomas de la existencia de problemas con la bebida. De igual manera, el romper planes familiares para beber también es un indicio de alcoholismo.

5 - Cambios físicos

Hay una serie de signos físicos, que en el caso del alcoholismo son muy notables, y que están causados por la dependencia a la sustancia. Por ejemplo, los temblores en las manos nada más levantarse que se alivian tras beber alcohol, la sudoración excesiva o la falta de deseo de consumir alimentos. También pueden darse alteraciones del equilibrio, aspecto descuidado, cambio en los hábitos de alimentación y nauseas o vómitos matutinos.

6 - Cambios emocionales

Los cambios emocionales y de comportamiento como la irritabilidad, el aislamiento, la hiperactividad,  la aparición de lagunas mentales, la, baja motivación o la pérdida del interés por las actividades cotidianas, los sentimientos de culpabilidad, la tendencia al robo y la mentira o intentos infructuosos de dejar de beber son otros de los síntomas.

La persona con un problema de alcoholismo puede ponerse a la defensiva o enojarse cuando se le pregunte acerca de su consumo o de dónde ha estado. De manera alternativa, puede parecer normal cuando bebe y luego hacer cosas poco amables o participar en comportamientos extraños cuando no bebe.

A veces, la persona con problemas relacionados con el alcohol solo quiere estar rodeado de otros bebedores por lo que sus relaciones sociales se restringen y deja de lado a su entorno.

test

 

Mi pareja es alcohólica, ¿qué hago?

 

Muchas veces, las parejas de las personas alcohólicas intentan salvarlos, hacerse cargo de la situación y solucionar todos los desastres que cause el adicto. Hacerse cargo de los problemas que la persona alcohólica tiene a causa de su enfermedad es una forma de tapar la situación y solo logrará que se mantenga la enfermedad.

Uno de los problemas más graves a los que se enfrenta una persona alcohólica y su entorno es la negación. Las personas con dependencia, y muchas veces también su entorno, tienden a negar el problema, lo que les aleja de la recuperación.

Por otro lado, un fenómeno a tener en cuenta en las parejas en las que uno de los miembros es adicto es la codependencia. Esto es una condición psicológica que se basa en la incapacidad de dirigir la vida de uno mismo que lleva a la persona a volcar el control sobre los demás, en este caso la persona adicta en quién maneja la vida de aquella dependiente.

Así pues, detectar problemas con el alcohol en nuestra pareja o en una persona cercana a nosotros no es difícil. Es mucho más complicado tomar conciencia de que el alcoholismo es una enfermedad en la que no basta con el apoyo familiar para que la persona deje de beber. No obstante, con el apoyo profesional adecuado la persona afectada de dependencia al alcohol puede dejar de beber y volver a llevar una vida normalizada.

Esperamos que este artículo te ayude a identificar a un alcohólico. Si crees que este artículo puede resultar interesante para tu entorno, no dudes en compartirlo en tus redes sociales. Y si tienes cualquier duda o sugerencia, coméntanos. ¡Estaremos encantados de resolver cualquier pregunta!

 

CTA tratamiento alcoholismo-1

 

 Tratamiento para el Alcoholismo

 

Artículos interesantes:

 

 

 

Comentarios
    Recupera tu vida

    Categorías

    Únete a nuestra comunidad

    Visita nuestro canal

    YOU Tube