¿Qué motiva el consumo de sustancias?, ¿qué factores determinan que un individuo desarrolle una adicción?, en definitiva, ¿cuáles son las causas de una adicción? Desde la neurobiología se han desarrollado distintas teorías para intentar explicar los mecanismos cerebrales que intervienen en el desarrollo de una adicción.

 

Cuáles son las causas de una adicción desde la neurobiología

Existen diferentes teorías que pretenden responder a qué provoca la adicción, una cuestión un tanto difícil de responder. Desde los comienzos de los estudios de la adicción, estas teorías han ido evolucionando, aunque muchas de ellas siguen siendo predominantes para la mayoría de la sociedad. 

Queremos hacer un pequeño resumen de estas teorías, para que si existe un problema de adicción, comprendas que es una enfermedad que necesita de especialistas que sepan tratar, y ayudar así al adicto a superarla. 

 

Teorías del refuerzo

 

1. Teoría del refuerzo positivo

La teoría del refuerzo positivo fue la primera que se desarrolló para explicar por qué una persona acababa desarrollando una adicción.  Esta teoría afirma que las personas adictas consumen drogas por el placer que estas producen.  En este sentido, las personas adictas son vistas como viciosas o inmorales.

Es cierto que al principio, el consumo de una sustancia adictiva viene determinado por su capacidad para producir placer y alterar el estado de ánimo. Por ejemplo, los primeros consumos de opiáceos producen sensación de bienestar, la cocaína se asocia con la euforia y el alcohol con la sedación. No obstante, este efecto placentero se acaba después de varios consumos repetidos y en su lugar aparecen toda una serie de problemas que acompañan a la adicción.

 

cuales-son-las-causas-de-una-adiccion

 

El placer no puede explicar el proceso adictivo ni el uso continuado de una droga ya que disminuye rápidamente conforme se va tomando la sustancia repetidas veces (es lo que se conoce como tolerancia). Además, si el consumo de sustancias se realiza simplemente por placer, no podemos explicar por qué las personas adictas continúan consumiendo a pesar de las consecuencias adversas (familiares, laborales, psicológicas, médicas...) que conlleva el consumo repetido.  A pesar de que se ha demostrado que esta teoría es incompleta, sigue siendo apoyada por algunos sectores de la población.

 

2. Teoría del refuerzo negativo

En el otro lado tenemos la teoría del refuerzo negativo, que dice que en la adicción, el consumo repetido se produce para contrarrestar los efectos negativos de la abstinencia.

Según esta concepción, en la adicción, se consume para evitar los síntomas desagradables de la abstinencia (temblores, taquicardias, depresión..). Según esta teoría, la droga actúa como un reforzador negativo, es decir, la droga elimina de la vida del sujeto las sensaciones desagradables que se producen por la abstinencia.

Esta teoría, al igual que la anterior, resulta incompleta, ya que no es capaz de explicar cómo las personas adictas pueden recaer incluso años después del ultimo consumo; cuando los síntomas de abstinencia son inexistentes. En general, el síndrome de abstinencia suele cesar una o dos  semana después del último consumo e incluso puede evitarse a través de tratamiento farmacológico.

Como hemos visto, todas estas teorías han demostrado que fallan a la hora de explicar el proceso adictivo. Por ello, los investigadores han propuesto nuevos modelos que sean capaces de abarcar las múltiples esferas que tiene la adicción.

 

Teoría de la sensibilización al incentivo

Otra de las teorías que intenta explicar el proceso adictivo es la teoría de la sensibilización al incentivo.  Un individuo que abusa de una sustancia suele experimentar un deseo creciente de consumirla, que puede llegar a ser incontrolable. Este deseo se conoce como craving y se experimenta tras un periodo de abstinencia.  Cuando el deseo de consumo empieza a ser intenso y a estar muy presente en el pensamiento de la persona adicta,  cualquier estimulo  (un compañero de consumo, un lugar habitual de consumo, el estrés...) puede desencadenar un deseo irrefrenable e inesperado de tomar la sustancia.

En estos casos se dice que la persona adicta se ha sensibilizado a la droga y a los estímulos asociados con ella. Esta teoría explica cómo las emociones positivas dominan la ingesta de drogas cuando se hace de manera esporádica, mientras que  cuando la adicción se ha consolidado, la emoción que domina al individuo es la necesidad de consumir o craving.

 

Teoría de la alostasis y estrés

Otro modelo muy utilizado en los últimos años para explicar la adicción es la teoría de alostasis y estrés. Según esta teoría la adicción es el resultado de un cambio en el control de la conducta motivada, desde los mecanismos de refuerzo positivo (obtención de placer) a los mecanismos de refuerzo negativos dirigidos a reducir el estrés y el malestar e intentar restablecer un falso equilibrio homeostático ("alostasis").

El consumo repetido de drogas produce dos alteraciones cerebrales:

  1. Incremento del umbral de estipulación necesario para alcanzar el equilibrio alostático y no experimentar malestar, es decir, es más difícil sentir placer.
  2. Hiperactividad del sistema del estrés que se encarga de contrarrestar los efectos de las drogas en el organismo y que tras la ingesta repetida de drogas está hiperfuncionante. Lo que conduce a que pueda sentirse malestar más fácilmente.

Esta combinación hace que la persona con problemas de adicción experimente craving y desarrolle conductas compulsivas de ingesta de drogas y precipita la recaída.

La adicción, según esta teoría, se caracteriza por un estado "alostático", es decir, un nuevo estado homeostático en el organismo del sujeto con un nuevo punto de ajuste que hace que necesite emociones más intensas para experimentar placer.

 

Conclusión

Las nuevas teorías sobre la adicción son más completas y tienen en cuenta factores diferentes a la propia droga a la hora de explicar esta enfermedad. No obstante, todavía queda mucho por esclarecer sobre este complicado proceso.

Lo que sí podemos afirmar con claridad es que cualquier persona que haya desarrollado una adicción, ya sea a una sustancia o a un hábito nada saludable, necesita de ayuda profesional para superarla. Se trata pues de una tarea muy difícil en la que la figura familiar cobra gran importancia. En Síndrome Adicciones tenemos en cuenta todos estos factores, por ello nuestro personal está cualificado y especializado en el tratamiento de adicciones. 

 

consumo-drogas

 

Tratamiento para dejar las drogas

Comentarios
    Recupera tu vida

    Categorías

    Únete a nuestra comunidad

    Visita nuestro canal

    YOU Tube