Existen muchas causas y muchos factores que hacen que una persona empiece a consumir drogas. No hay que olvidar que las drogas no son un fenómeno exclusivo de un grupo social, económico o cultural determinado sino que afectan a toda la sociedad en su conjunto.

Cada persona consume por motivos diferentes. Los primeros contactos con una droga suelen ser en la juventud. La curiosidad por experimentar nuevas sensaciones, la presión de amigos y compañeros que consumen, el aburrimiento o la necesidad de escapar de las preocupaciones pueden llevar a un adolescente a tener los primeros contactos con una droga. Los jóvenes también utilizan las drogas para cambiar su estado de ánimo o porque piensan que es algo divertido que les hará populares entre sus amigos.

Tras estos primeros contactos, las personas siguen utilizando las drogas por los efectos placenteros que producen al principio o bien porque están tan instauradas en su vida social y cultural que no se plantean hacer otra cosa. En estas situaciones se produce lo que se conoce como consumo recreativo de drogas.

Por otro lado, algunas personas utilizan las drogas para superar la timidez y la falta de confianza en ellos mismos.

En algunas ocasiones este consumo de drogas llega a formar parte importante de la vida de uno. Los problemas emocionales, psicológicos o sociales  que experimentan las personas  en algunos momentos pueden desencadenar el desarrollo de una adicción. Hablamos de que una persona se ha convertido en adicta cuando pierde el control sobre el consumo de una sustancia y esta se convierte en el centro de su vida.

Es importante tener en cuenta que cualquier persona que tome drogas corre el riesgo de desarrollar problemas de adicción.

Comentarios
    Recupera tu vida

    Categorías

    Únete a nuestra comunidad

    Visita nuestro canal

    YOU Tube
    sindrome-guia-dejar-alcohol-pareja