Todos conocemos o sabemos de alguien que consume esteroides como un medio de ayuda para ganar masa muscular, y por desgracia es una práctica que está en alza debido a ese culto a la imagen que existe en nuestra sociedad. Generalmente se desconocen los daños que puede provocar esta sustancia en el organismo, y en muchos casos ni siquiera se considera dentro del concepto de “droga”. En este post te traemos toda la información que necesitas para saber cómo funciona esta sustancia.

 

Qué son los esteroides

Los esteroides, conocidos científicamente como esteroides anabólicos o anabólico-androgénicos, son una sustancia sintética asociada con hormonas masculinas (casi siempre, la testosterona), la cual se usa como un medio de aumentar la masa muscular de la persona.

El funcionamiento de estas sustancias, no es más que la sustitución de la producción de testosterona de forma natural, sustituyendola por una fuente externa sintética (la sustancia).

Los esteroides son muy utilizados por personas a las que les importa la imagen de su cuerpo o se enfrentan a competiciones de alta gama deportiva, con el fin de aumentar su masa muscular a niveles mucho más rápidos que haciéndolo de forma natural.

El fin principal de los esteroides es puramente farmacéutico, ya que los esteroides son medicamentos. Este tipo de sustancias suele usarse bajo prescripción médica para combatir dolencias como anemia aplásica, enfermedades crónicas, osteoporosis, quemaduras y fracturas de lenta recuperación y en pediatría para el retraso del crecimiento en estatura de la persona.

Los problemas que causan los esteroides, vienen cuando la persona que consume esta sustancia no tiene ninguna de las enfermedades que mencionamos más arriba, y por el abuso de la misma. Algunos atletas toman dosis muy altas de esteroides, lo cual provoca la aparición de numerosos efectos secundarios.

 

Consecuencias del abuso de esteroides en el organismo

 

  • Sistema hormonal: Las alteraciones hormonales que provoca el abuso de esteroides son diferentes en hombres y en mujeres. En el caso de los hombres se produce una baja fabricación de espermatozoides además de una atrofia testicular, y en algunos casos un exceso del desarrollo de los senos (ginecomastia). Por otro lado, las mujeres que abusan de esteroides sufren una “masculinización” de sus rasgos. El tamaño de los senos y la grasa corporal disminuyen, aparece mayor vello corporal y la voz se hace más grave. Estos efectos pueden ser reversibles, pero cuanto mayor se hace el consumo, algunos de estos efectos se convierten en irreversibles.

 

  • Sistema muscular y aparato óseo: Cuando el abuso de esta sustancia se produce en la adolescencia, unos niveles demasiado elevados de hormonas sexuales pueden provocar que dichas hormonas manden señales a los huesos para que dejen de crecer antes de lo normal.

 

  • Sistema cardiovascular: Un consumo abusivo de esteroides suele asociarse con enfermedades cardiovasculares produciéndose hasta infartos de corazón y cerebrales en menores de 30 años. Además, el consumo excesivo de esta sustancia puede aumentar el riesgo de aparición de coágulos en la sangre, produciendo lesiones en el corazón por falta de flujo sanguíneo.

 

  • Hígado: El abuso de esta sustancia puede provocar la aparición de tumores en el hígado además de quistes. Si estos tumores o quistes estallan, pueden producirse hemorragias internas.

 

  • Infecciones: En multitud de ocasiones, las técnicas que utilizan los atletas para inyectarse esta sustancia no son nada estériles e incluso en algunos casos se llegan a compartir agujas. Estas prácticas de riesgo pueden ocasionar infecciones e incluso contagios por VIH, lo cual aumenta el riesgo de sufrir enfermedades derivadas del abuso de esteroides.

 

  • Efectos psicológicos: El abuso de esteroides puede provocar adicción, además de sentimientos como furia, delirios e incluso llegar a un comportamiento agresivo.

 

Conclusiones

Cuando una persona abusa de este tipo de sustancias, generalmente suele existir un amplio desconocimiento sobre los efectos secundarios que pueden aparecer en el organismo.

Es muy importante que este tipo de sustancias no se consuman sin una prescripción médica previa, pues al igual que otras sustancias como las benzodiacepinas, el fin de su creación es el funcionamiento como medicamento, y su uso no debe extenderse más allá del que es.

Si crees que alguien de tu entorno puede estar abusando de esta sustancia, trata el tema con él y busca ayuda rápidamente, ya que las consecuencias para su organismo pueden ser fatales.

 

Comentarios
    Recupera tu vida

    Categorías

    Únete a nuestra comunidad

    Visita nuestro canal

    YOU Tube