Ser joven significa vivir situaciones nuevas, experimentar y descubrir nuevos gustos y aficiones. Todos hemos pasado y pasaremos por esa etapa, solo que en algunos las drogas querrán entrar a formar parte de la rutina. Una de las formas de prevenir el consumo de drogas más efectiva es tratar esta tendencia desde la infancia. No solo las influencias externas determinan una situación como esta, sino la relación y el modo de convivencia en el hogar son factores principales en el desarrollo del consumo.


En el post de hoy queremos darte algunos consejos sobre cómo prevenir las drogas en tus hijos, fomentando a la web una relación de comunicación sana y estable. No se puede asegurar al 100% que no vayan a consumir drogas, sobre todo si se trata de adolescentes y jóvenes. Pero sí puedes generar una confianza mutua.



Las drogas en los adolescentes


Como todos sabemos, la adolescencia es una de las épocas más complicadas de nuestra vida. Cambios hormonales, de personalidad, búsqueda del camino, etc. Es una etapa en la que se desarrolla cómo reaccionar y actuar frente a los obstáculos que la vida disponga. Es por ello muy importante que los hijos sepan que siempre tendrán el apoyo de sus padres, que no se sientan juzgados por tomar decisiones. Al fin y al cabo, todos hemos tomado en la vida alguna mala decisión.


Tus hijos podrán encontrarse en muchos escenarios donde la tentación de consumir sustancias nocivas será alta. Sus primeras fiestas, amigos en el instituto, series de televisión, etc. Son circunstancias cotidianas que no se pueden evitar. Lo que sí puedes evitar es que tu hijo diga que sí a las drogas. Intentar inculcar una educación en la que ellos vean que el consumo de drogas es perjudicial en todos los sentidos.


Consejos para prevenir el consumo de drogas


La tendencia a un consumo continuado es mayor en los hijos adolescentes y jóvenes, ya que hasta el cerebro a esas edades aún no se ha terminado de desarrollar. Por consiguiente, es de suma importancia trabajar desde su infancia una buena relación paternal, que sientan que pueden confiar en ti, y tu en ellos. Algunos consejos que te damos son:


1. Conoce sus problemas sin juzgar

¿Sabes qué es lo que más le preocupa a tu hijo en estos momentos? Es posible que si te lo cuenta, pienses que sea una tontería, como que la chica que le gusta no le haga caso o que no lo hayan invitado a una fiesta a la que va toda su clase. Son momentos importantes para los jóvenes, y hay que considerarlos como tal. Debes ser empático, saber escuchar y aconsejar sin intentar parecer que quieres influir en su vida. El objetivo es convertirte en su amigo.

 

2. Fomenta los momentos en familia

Obligar a tu hijo a pasar tiempo con vosotros no es muy recomendable. Pero sí puedes intentar hacer algún plan de vez en cuando que le guste a tu hijo y en el que pueda participar toda la familia. Por ejemplo ir al cine a ver esa película que tanto quiere ver, ir a cenar a su restaurante favorito, etc.

 

3. Participa en los programas escolares de prevención

Hay personas que piensan que estos programas no sirven de nada, pero se equivocan. El ámbito escolar es posiblemente el agente social que más influencia genere en los hijos. Por lo tanto, intentar concienciar a una clase de que las drogas son muy perjudiciales para la salud, puede tener resultados muy positivos. 

 

4. Sinceridad total

Que no apruebes el consumo de drogas no significa que nunca hayas probado algún tipo de ellas. Contar tu experiencia a tu hijo, desde un punto de vista negativo, tendrá buenos resultados en su consideración hacia las drogas. Cuéntale cómo era la situación de la época, qué te llevó a probarlas y por qué fue una muy mala experiencia. 

 

5. Alta autoestima y capacidad crítica

Es uno de los puntos clave de caer en el consumo habitual de estupefacientes. La baja autoestima se refleja sobre todo en los adolescentes, donde su imagen física es prioridad para ellos. Remarcar las buenas cualidades, fomentar los hobbies o animar a dar su opinión son buenos recursos para que los jóvenes desarrollen la capacidad de quererse a sí mismos. 

 

6. Aprender a decir NO

Este consejo va muy relacionado con el anterior. En el pensamiento crítico se encuentra la capacidad de decir no. Y es un recurso muy importante, ya que en muchas reuniones sociales tendrá la oportunidad de consumir y podrá decidir por sí mismo sin tener en cuenta la presión del grupo. 

 

7. Informar, sobre todo de las consecuencias de consumir

No solo existen las campañas realizadas por los centros educativos, sino que hay una amplia variedad de información sobre la drogadicción en jóvenes y adolescentes. Talleres, cursos o reuniones pueden ser un gran apoyo si decides emprender una campaña en casa para prevenir el consumo. Y siempre justifica esa información, es decir, que tu hijo sepa que es algo demostrado. 

 

8. Definir límites sin ser autoritario

Todo adolescente necesita límites, y puedes dejarlos claros explicando el por qué de esa decisión. Es decir, intenta hacer comprender a tu hijo por qué lo que haces es bueno para él, en qué va a ayudarle.

 

9. Hazle entender que el alcohol o el tabaco son una droga

Muchas personas piensan que estas sustancias al ser legales, no se consideran drogas. Sin embargo, tienen los mismos efectos adictivos que cualquier otra sustancia nociva de este tipo. Es importante que esto lo tengan en cuenta. 


Cada situación es diferente, aunque la prevención del consumo de drogas puede cambiar el rumbo de alguien en cualquier momento. Si necesitas ayuda con este tema, ponte en contacto con nosotros, tu primera consulta con nuestros expertos es gratuita.

 

contacto-sindrome-adicciones

Comentarios
    Recupera tu vida

    Categorías

    Únete a nuestra comunidad

    Visita nuestro canal

    YOU Tube
    sindrome-guia-dejar-alcohol-pareja